FESTIVIDAD DEL CORPUS CHRISTI

índice general

 

Cartel Corpus Christi 2002. Fotos de Antonio de Hombre. Diseño de José A. Rodríguez

 
Introducción
La historia de la procesión del Corpus Christi en San Fernando carece todavía de la pormenorizada investigación que sería deseable.

Esta solemnidad debió conmemorarse desde que hubo una parroquia en la Isla de León, pero ignoramos detalles y circunstancias. Su carácter oficial, con implicación de las autoridades civiles y militares, se inició probablemente con la formación del municipio en 1766. La primera mención a esta festividad en las actas capitulares data de 1770. A partir de entonces, la procesión contó con la presencia inveterada del Ayuntamiento y de las autoridades navales, salvo en épocas históricas de circunstancias políticas adversas durante las que no salió.

A falta del necesario estudio detallado, podemos señalar algunos rasgos que han acompañado esta celebración en San Fernando a lo largo de la historia: horario, itinerario, orden de la procesión, pasos que la componían, presencia de autoridades religiosas, civiles y militares, acompañamiento musical, etc. Pero debe advertirse que se trata sólo de una mera aproximación a título informativo y, por lo tanto, de un texto mejorable y corregible.

 

Horario
La averiguación del horario de salida no es una cuestión insustancial, tratándose del Corpus de San Fernando con su procesión vespertina tradicional.

Parece ser que hasta el año 1840 la procesión salía a las 10 de la mañana. A partir de esa fecha, el Ayuntamiento solicitó de las autoridades eclesiásticas licencia para efectuar la salida procesional por la tarde, alegando "lo perjudicial que es a la salud pública la salida por la mañana de la procesión del Santísimo Corpus Christi por el excesivo calor que se experimenta en las calles en horas que están bañadas completamente de sol, tanto que, con admiración de los concurrentes, se ha visto en la de anteayer derretirse las velas que iban colocadas en las andas de la Custodia, hasta el extremo de caerse". Quizás desde entonces viene este privilegio isleño de la procesión vespertina de Corpus.

Así se mantuvo un siglo. En la década de 1940, el Ayuntamiento decidió que la procesión volviera a hacerse por la mañana. Pero tras efectuarse así durante uno o dos años sin que la decisión tuviera la acogida apetecida, se retornó al horario vespertino, continuando así hasta la actualidad.

La hora de salida ha sido siempre las 18.00 o las 18.30, por tener que estar recogido el Santísimo antes de la puesta de sol. Y siempre el jueves que se conmemoraba la festividad, hasta que hace unos pocos años se trasladó al domingo inmediato.

 

Itinerario
En una época tan lejana como la del citado año 1840, consta que el itinerario era el siguiente: la procesión tomaba la calle Real hacia la derecha hasta San Nicolás de Tolentino (Arias de Miranda), subía por San Pedro Mártir (Escaño) y San Juan de Dios (Colón), giraba a la izquierda por Rosario hasta la calle del Encuentro (Veinticuatro de Septiembre), subía ésta hasta su confluencia con San Joaquín y Jesús (Las Cortes) y continuaba por aquí hasta la plaza del Rey, cruzándola por en medio para de nuevo enfilar la calle Real hasta la iglesia.

Sin embargo, desde al menos finales del siglo XIX, se normalizó un itinerario habitual que, por esta causa, ha sido conocido siempre como "la carrera del Corpus": plaza de la Iglesia, General García de la Herrán, Las Cortes, plaza del Rey, General Valdés, alameda de Moreno de Guerra y Real hasta la Iglesia Mayor.

Este es el itinerario que se mantiene actualmente, con la única variación de haber sido acortado al tomar a la salida por la calle General Serrano, perdiéndose el recorrido por General García de la Herrán y primer tramo de Las Cortes.

 

Orden de la procesión
La centenaria prensa isleña nos ha aportado una curiosa noticia sobre cómo transcurrió la salida del Corpus Christi el jueves 14 de junio de 1900:

"La fiesta religiosa de ayer resultó solemnísima.

En la procesión figuraban las imágenes de San José, San Antonio, Sagrado Corazón de Jesús, Divina Pastora, Nuestra Señora del Carmen y Su Divina Majestad.

Formaban parte de la comitiva los alumnos de la Escuelas que dirigen los Hermanos de la Doctrina, comisiones de los distintos Cuerpos de la Armada, alcalde accidental sr. Bustillo y concejales señores Expósito, Lozano y Piñero Márquez.

Acompañaban a la Custodia, a cuyo paso daban guardia de honor varios caballeros alumnos de Infantería de Marina, los señores cofrades de la Adoración Nocturna del Santísimo Sacramento, cuya insignia era llevada pro el sr. Berrocal.

Entre otros, conducían las varas del paso de Nuestra Señora del Carmen, los marineros del ‘Carlos V’ (...) que se prestaron voluntariamente a ello.

Cerraban la marcha una sección de alumnos de la Escuela de Infantería de Marina con bandera y música, y una compañía de aquella Arma al mando del capitán sr. Quintana.

A las ocho de la noche fue trasladada a su templo la Divina Pastora, quedando en la parroquia, hasta el domingo la imagen de Nuestra Señora del Carmen".

Es decir, ya hace más de un siglo acompañaban al Santísimo varios pasos y las asociaciones eucarísticas de entonces, acudiendo el Ayuntamiento y comisiones de la Armada, cerrando la procesión la Infantería de Marina con su banda de música.

Un cuarto de siglo después, la procesión del Corpus Christi del jueves 31 de mayo de 1923, hace 80 años, era aún más solemne. Salió a las 18.30, recorrió el itinerario de costumbre y llevaba el siguiente orden:

Clarineros del Ayuntamiento, insignias de diversas asociaciones religiosas, niños de la Escuelas Cristianas con velas; pasos de San Miguel, San José y la Divina Pastora; junta de gobierno de la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen, paso de la Patrona conducido por marineros, cruces parroquiales, asociaciones marianas, Adoración Nocturna, clero parroquial diocesano y castrense, turiferarios, presbíteros, paso de la Custodia; arcipreste, rectores de las iglesias del Santo Cristo, la Divina Pastora y de la Casería de Ossio, clero local; siguiendo a continuación el elemento oficial: comisiones de los distintos Cuerpos de la Marina de Guerra, Alcalde y concejales, Capitán General del Departamento, Comandante General del Arsenal, otros generales de la Armada... Cerraba el cortejo una compañía de Infantería de Marina con banda de cornetas, tambores y música. Cubrió la carrera un batallón de Infantería de Marina y la compañía de guardias de arsenales.

 

Pasos e imágenes
De todo lo expuesto, se observa claramente que era normal y habitual que en la procesión del Corpus salieran, además del paso de la Custodia, varias imágenes en sus pasos respectivos acompañando al Santísimo.

A) Custodia. Ya en 1840 se habla de las "andas de la Custodia" que iban iluminadas por velas. El calor sufrido durante la procesión de ese año hizo plantearse al Ayuntamiento el traslado de la misma a la tarde, pues se constató que "con admiración de los concurrentes se ha visto (...) derretirse las velas que iban colocadas en las andas de la Custodia hasta el extremo de caerse".

Desconocemos qué tipo de andas o paso se usaba para portar a la Custodia con el Santísimo en las épocas más antiguas. En la década de 1940 se construyó el paso actual, costeado por suscripción popular. Fue restaurado y embellecido en los años de 1990 a iniciativa del Consejo Local de Hermandades y Cofradías.

B) Virgen del Carmen. Hay datos de su presencia en la procesión del Corpus desde la segunda mitad del XIX, pero puede que ya saliera en la misma desde mucho antes. Tanto es así, que era normal que la imagen de la Virgen del Carmen saliera más en esta procesión que en el día de su propia festividad. Generalmente venía en procesión desde la iglesia conventual un día antes, acompañada de su junta de gobierno, representantes del Ayuntamiento, fieles y banda militar. Luego de salir en la procesión eucarística, permanecía en la Iglesia Mayor durante unos días, igual que ahora, hasta que regresaba a su templo con un cortejo y acompañamiento similar al de la venida. Estas salidas procesionales de la Virgen del Carmen eran conocidas en la ciudad como "las tres carreras" (ida a la Iglesia Mayor, salida en el Corpus, regreso a su sede). La procesión de ida a la parroquia del primer tercio del siglo XX se internaba hasta la calle Colón, haciendo estación en el colegio de las HH. Carmelitas. Hasta los años 1970, la ida y el retorno de la patrona se hacía siempre por la tarde, acompañada de largas filas de señoras devotas; desde los ochenta, tanto una como otro se han venido realizando en multitudinario rosario de la aurora.

La Virgen del Carmen ha sido la sagrada imagen más asidua y constante en la procesión del Corpus Christi. Su presencia en la misma se reforzó desde su proclamación como patrona de la Armada y de la ciudad.

C) Divina Pastora. Con esta imagen sucedía algo parecido: era más frecuente verla salir en el Corpus que en su fiesta de agosto. Al menos, así fue desde las últimas décadas del XIX hasta mediados de los años de 1920, en que cesó de efectuarlo. La Pastora, a diferencia de la Virgen del Carmen, llegaba en procesión a la Iglesia Mayor desde su capilla la misma mañana del Corpus (a veces la tarde anterior), pero regresaba el mismo día una vez finalizada la solemne procesión.

D) Otros pasos e imágenes. Salían directamente de la Iglesia Mayor en el cortejo del Corpus. Variaron mucho a lo largo de la historia conocida de esta procesión. Casi siempre salían el patrón san José y los compatronos Servando y Germán. A veces también iban imágenes de San Antonio de Padua, el arcángel San Miguel y el Corazón de Jesús. La salida de estas imágenes fue irregular, aunque siempre iba alguna. A lo largo de la segunda mitad del siglo XX, estos pasos dejaron de salir en la procesión. San José llegó a salir todavía en la década de 1980.

 

Asociaciones
También han participado siempre en el Corpus las asociaciones religiosas de seglares de la ciudad: asociaciones eucarísticas, congregaciones, hermandades y cofradías... Todas ellas con sus insignias corporativas.

Frecuentemente asistían alumnos de colegios regidos por comunidades religiosas (lasalianos, alumnas de las Carmelitas de la Caridad...).

Hoy día, son las hermandades y cofradías las que más representaciones envían. Se sitúan por orden de antigüedad, de menos a más antigua, con la salvedad de que, a diferencia de la procesión del Señor Resucitado, las cofradías que además son sacramentales van aquí a continuación, con su propio orden de antigüedad.

La asistencia preponderante de las hermandades y cofradías desde el último tercio del siglo XX, ha hecho que sea el Consejo Local de Hermandades y Cofradías el que se encargue últimamente de organizar la procesión.

 

Clero y autoridades
A) Clero. Por descontado, no faltó nunca en la procesión del Corpus la imprescindible presencia del claro local presidido por el arcipreste. Antiguamente, asistía el clero parroquial, con los capellanes del Santo Cristo y la Divina Pastora, y el clero castrense de San Francisco. También las órdenes y congregaciones religiosas (carmelitas, hermanos de La Salle, misioneros claretianos) desde que se establecieron (o restablecieron) en la ciudad.

B) Ayuntamiento. La presencia del Ayuntamiento en la solemne procesión del Corpus ha sido constante a lo largo de decenios. Quizás ya asistía desde la constitución del municipio en la segunda mitad del siglo XVIII. Igualmente consignaba una partida en el presupuesto municipal para este objeto. Además enviaba representantes a las procesiones de ida y vuelta de la Virgen del Carmen y la Divina Pastora. Evidentemente, no hubo nada de ésto durante las épocas de inestabilidad política. Por ejemplo, en la Segunda República, no hubo procesión pública sino interior en el templo parroquial, excepto en 1935 que volvió a salir.

C) Armada. Si ha habido algo tradicional en la procesión isleña del Corpus Christi, que la ha caracterizado desde siempre, ha sido la presencia secular en ella de la Marina de Guerra. Ya en el siglo XIX acudían comisiones de los diferentes Cuerpos, generales y jefes, y hasta el Capitán General (en persona o enviando un representante). La presencia constante de la primera autoridad del Departamento arranca de los años 1940. Nunca faltaron las comisiones militares, ni un piquete de Infantería de Marina que desfilaba delante de las autoridades al terminar la procesión, ni la presencia de marineros en torno al paso de la patrona, ni las fuerzas de marinería e infantes de Marina cubriendo toda la carrera en honor del Santísimo.

Esta presencia de la Armada, pues, no es algo surgido a raíz de la guerra civil (aunque se reforzara su asistencia y participación durante el régimen anterior), sino una auténtica tradición secular en una ciudad que ha sido y es capital de Departamento Marítimo.

 

Música
Consta en antiguas noticias que los pasos de las imágenes mencionadas llevaban sus propias bandas de música, al menos la Virgen del Carmen y la Divina Pastora.

Pero lo tradicional ha sido, siempre, las bandas de cornetas, tambores y música de Infantería de Marina acompañando y cerrando la procesión.

Custodia Procesional. Foto J. González Brocal

Custodia Procesional. Foto de Antonio de Hombre

Custodia Procesional. Foto de Antonio de Hombre

Custodia Procesional. Saliendo de la Iglesia de San Pedro y San Pablo. Foto de Antonio de Hombre

Custodia Procesional. Foto de Antonio de Hombre

Custodia Procesional. Foto de Antonio de Hombre

Stma. Virgen del Carmen en el día del Corpus. Foto J. González Brocal

Altar en el día del Corpus. Foto de Antonio de Hombre

Altar en el día del Corpus. Foto de Antonio de Hombre

Altar en el día del Corpus. Foto de Antonio de Hombre

Altar en el día del Corpus. Foto de Antonio de Hombre

Altar en el día del Corpus. Foto de Antonio de Hombre

Altar en el día del Corpus. Foto de Antonio de Hombre

índice general